Contador

Seguidores

lunes, 20 de marzo de 2017

Nepal V

Hola a tod@s , ya estamos en Ghorepani y el dia 26 de Noviembre a las 4,30 de la madrugada nos disponemos a subir a Poon Hill .
Un hora de subida hasta los 3.200 m.
Pero dificilmente otra vez me encontrare en un mirador como este.





Al subri a las 5.30 los unicos majaras que estabamos alli ermos nosotros. 2 horas mas tarde aquello parecia una feria.




                           A nuestras espaldas se formo este impresionante mar de nubes.



                                     En la imagen inferior el Machapuchare , 6.993 m.




                         Un detalle del Annapurna I , 8.091 m. amaneciendo.



                           El Annapurna Sur , 7.219 m.




                                                      El Annapurna I y el Sur juntos.




                                    Una vista del macizo del Dhaulaguiri al amanecer.



Sin dudarlo un amanecer desde Ponn Hill viendo los Annapurnas es un sueño cumplido , un regalo de la vida.






                           La gente tambien ayuda a lograr una bonita imagen al amanecer.




              En la imagen inferior el Dhaulagiri con sus 8.167 m.






                          El Machapuchare en la imagen inferior.





                   De nuevo los retratos se convierten en la mejor manera de reflejar que vivimos en un mundo diferente a las gentes de los Himalayas.














Sin duda la sonrisa de sus gentes independientemente de la dureza de sus día a día es el mejor de los regalos que me traje de este viaje.

En la imagen inferior una imagen típica y usual de viajar en Nepal. El de las gafas es un español que llego desde España en bicicleta .




A continuación unas imagenes tomadas en Pashupatinath , no fue lo mas agradable del viaje , pero había que verlo..












                                En la imagen inferior una de las piras funerarias junto al rio.
la cremación hindú se lleva a cabo porque los humanos deben convertirse en los cinco elementos fundamentales cuando mueren para reencarnarse después. Sólo aquellos que son quemados pueden reencarnarse. Hay cuatro excepciones: los leprosos y tuberculoso, las mujeres embarazadas, los niños y los santones hindúes no son quemados. Durante el ritual el cuerpo se convierte en fuego, obvio; en aire, el humo; en tierra, las cenizas se mezclan con barro; en agua, en el río sagrado; y en el cielo, por el aire.



                                   Las imagenes inferiores estan tomadas en la plaza Durbar.











No hay comentarios:

Publicar un comentario